logo

Nº 4 MAYO 2016 EDITORIAL

IMG_20160325_004440Nuestros creadores se desangran, producen sus trabajos y en su propio colectivo no venden. Lo curioso es que este mismo colectivo los aplaude y reverencia. Pero sólo eso.

Es una pena y una gran desgracia para la cultura ecuatoguineana, que sean otros países los que más se interesan y valoran nuestro producto cultural, sobre todo, España y los Estados Unidos.

Leer más
header1

CHARLANDO CON PALOMA DEL SOL

 

526013_106186172887104_133034645_n[1]
Foto, cortesía de Paloma del Sol.

Leer más
header2

CHARLANDO CON BRUNO FRANCES

Leer más
editx

PENSAMOS ASÍ, ¡QUE SE LE VA A HACER!

 Después de varios años viviendo fuera de su país, SIKONO ha regresado con la intención de trabajar en el terreno socio-cultural. Hoy ha quedado en el bar con RAISSÖ, una amiga de la infancia para charlar y mientras toman algo.

SIKONO

¿Has visto la peli?

RAISSÖ

¿Qué peli?

SIKONO

La nueva que han traído. Esa que acaban de sacar y que habla sobre nosotros.

RAISSÖ

¿Quiénes somos nosotros? ¿Tú y yo?

SIKONO

¡Noo, mujer! Versa sobre la época colonial, cuando los españoles estaban en Guinea Ecuatorial, y….

RAISSÖ

¿Qué vale la entrada?

 SIKONO

Unos Euros

RAISSÖ

¿O sea, me estás diciendo que saque cuatro mil Francos Cefas de mi bolsillo. Seis Euros, para ir a ver cómo estos españoles nos han estado maltratando? ¡Qué va! Déjame beber mi copa, que es lo que me voy a llevar a la tumba.

SIKONO

¡Pero si eso es historia! forma parte de lo que tú eres hoy.

RAISSÖ

(Cabreada)

¡Historia! ¿Quieres que te cuente la verdadera historia de mi bolsillo que dejaron éstos, que hoy se hacen los buenos..? ¡Me ofende me pidas a que vaya a regalarles  los dos Francos que tengo! ¿Qué voy a ganar cambio?

SIKONO

¡Mujer!

RAISSÖ

Mi hermana vive en ese país desde hace diez años. ¿Sabes lo que la dijeron cuando solicitó la residencia, después de presentar toda la documentación, a través de una multinacional que la quería contratar? Que si quería conseguir la residencia en suelo español, buscara a alguien que le hiciese un contrato de empleada de hogar. Y cuando vienen aquí, nosotros les abrimos las puertas de nuestras casas y los tratamos como personas.

¡No insistas! Te aseguro que muy pocos ecuatoguineanos irán a ver esa película.

SIKONO

Vamos a ver…

RAISSÖ

¡A ver nada! Porque ya lo he visto todo. Se han hecho con nuestros recursos y ahora utilizan nuestra historia para seguir lucrándose.

SIKONO

Hiciesen lo que hiciesen, contaron con la complicidad de los mandos locales. Pero, si tanto te molesta, haz tú también lo mismo.

 RAISSÖ

Lo mismo ¿cómo?

SIKONO

Escribe tu propia versión de la historia y se la vendes a ellos.

RAISSÖ

(Se ríe fuerte)

¿Qué quieres? ¿Qué me estafen? Has vivido mucho tiempo entre ellos pero, me da a mí que no conoces a los españoles. Te diré una cualidad de ellos, por si la desconoces. ¡Son muy pícaros!

SIKONO

¡Mujer!

RAISSÖ

¡Mujer, nada! Sé lo que estoy diciendo.

SIKONO

Bueno, Raissö. —Bebe lo que le quedaba en el vaso y comenta— Cambiemos de tercio, como ya te dije, pasado mañana he quedado con la Señora Nkukumán. Me voy a casa a revisar los proyectos, no quiero que me los eche atrás. Ya sabes cómo son nuestros ¡Gran, gran!

RAISSÖ

¡Bueno! (Sonríe irónicamente) Suerte con ella. Yo me quedo bebiendo otra copa, aún tengo estómago.

SIKONO

No bebas mucho, que hace daño.

RAISSÖ

¡Siiii! (Habla para sí) Pero no más que el que te va a hacer la Señora esa.

SIKONO

Hasta luego, pasado mañana nos vemos.

RAISSÖ

(Levanta el vaso como si fuera a brindar) ¡A tu salud, amiga! Suerte.

SIKONO se va sin volver la vista. Raissö termina su copa, paga la cuenta. Se disponía a abandonar el local cuando en la puerta, se encuentra con una conocida llamada SIKASÓ. Tras una breve charla con ella en el umbral de la puerta, vuelve con ella al local.

 

header3

¡MAMA MÍA!

¡MAMA MÍA!

Ma hablaron de un ángel,

mil plegarias al cielo le regalé

para que me dejara ver lo.

¡Nunca ocurrió!

Me hablaron de un hada madrina,

cientos de velas quemé a su honor.

¡Nunca apareció!

Me hablaron de un tesoro escondido,

la rodilla hinqué,

las zapatillas desgasté,

en el intento el sudor me dejé.

¡Nunca vi tal tesoro!

Se me apagaba la fe

cuando por fin abrí los ojos

y en frente tenía lo que andaba buscando…

¡Y eres tú MAMÁ,

la Santa que a este mundo me trajo!

¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!

CUENTOS AFRICANOS DE LA ETNIA FANG CEDIDOS POR BARON YA BÚK LU Y LA ASOCIACIÓN PARA LA PROMOCIÓN DE LA CULTURA AFRICANA (APCA)

ZANGALEWA Y LA CAZA FURTIVA

CUENTOS AFRICANOS DE LA ETNIA FANG CEDIDOS POR BARON YA BÚK LU Y LA ASOCIACIÓN PARA LA PROMOCIÓN DE LA CULTURA AFRICANA (APCA)

Se sabía que Zangalewa, un guardia colonial, era de origen camerunés, pero se desconocía su etnia, aunque, por su carácter, se decía que era de Mvéle. Bien. El militar había sido trasladado a la zona sur de Camerún, y más tarde a la frontera con la Guinea Española, para luchar junto a la guardia civil contra la caza furtiva.

Aquella mañana, la noticia de que un grupo de jóvenes había encontrado un elefante muerto en la selva no paraba de circular por todo el pueblo. Y antes de que transcurriesen veinticuatro horas, el cadáver del paquidermo había desaparecido en su totalidad; pero, sin que pudiese ser evitado, se había difundido la noticia hasta la ciudad, y el jefe militar ordenó recuperar los colmillos y quemar toda la carne, para evitar que la gente siguiera consumiendo los restos del animal muerto.

Antes la inminente llegada de los militares, los aldeanos fueron escondiendo como pudieron los bultos traídos de la selva, aunque, dado su gran tamaño, algunos permanecían ocultos cerca del lugar de donde se había encontrado el cadáver del elefante.

La patrulla de guardiaciviles entró en la casa de la palabra.

—Buenos días… mbolo  —saludó a los presentes en el abáha un guardia colonial negro, de unos dos metros de altura.

—Mbólniii  —le respondieron—.

—Quisiéramos hablar con el jefe de tribu  —habló ahora el sargento blanco que estaba al mando.

—Ma mené nkúkumá  —dijo uno de los señores que estaban sentados en el abáha.

—Éste es el jefe de tribu —tradujo al sargento el guardia colonial negro, señalando al hombre que acababa de hablar en fang.

—Dile que venimos a hablar sobre el asunto de la muerte del paquidermo  —ordenó el guardiacivil blanco.

—¿Dónde está el elefante? ¡Llévanos al lugar donde lo encontraron! —El guardia colonial negro se dirigía al jefe de la tribu en tono conminatorio, en actitud irrespetuosa.

—Ya os lo dije… Que este asunto iba traer cola —murmuró uno que estaba sentado al lado del jefe—. Zangalewa llevaba poco tiempo en la zona, pero su nombre se había propagado por toda la comarca, debido al gran curriculum que le precedía. Sus muchas hazañas hacían que la gente, cada vez que aparecía, supusiese que el pueblo sufriría grandes tormentos. En efecto, media hora más tarde, el jefe de tribu y todos los cabeza de familia que componían el pueblo, se encontraban con Zangalewa y los guardias civiles ante un enorme charco de sangre.

—Aquí no queda nada. ¿Dónde está el elefante?  —Preguntó el sargento blanco— Zangalewa hablaba fang con un acento tan extraño que resultaba difícil para los presentes comunicarse con él.

—Nñie vá, nñie vá, djóm kat tobo tchít va, ane vé? “Desde aquí, hasta aquí, ¿dónde está esa parte del animal que falta?” —Zangalewa farfulló la pregunta con su voz agresiva, en un fang incomprensible.

El jefe miró asustado y confuso a su alrededor.

—No entiendo nada a este hombre  —balbuceó el ayudante del jefe de la tribu.

—Está señalando la parte de la nariz del elefante  —aclaró el jefe.

—Ya, pero…No estoy seguro. A lo mejor se refiere al ongóho, la trompa —apuntó otro de los presentes—

—¡Síii…! ¡Traédlo! ¡Eso… ongóho! ¿Dónde está el ongóho? ¡Rápido! —chilló de nuevo el guardia colonial.

—Creo… creo que se lo llevaron Obama y su mujer  —informó alguien del público.

Algunos acompañaron a Obama para ayudarle a traer el ongóho desde el lugar donde lo habían escondido.

—Nñie vá, nñie vá, djóm kat tobo tchít va, ane vé?  “Desde aquí, hasta aquí, ¿dónde está lo que suele estar aquí…?”—Preguntó de nuevo Zangalewa, con sus modos tiránicos, siempre en su fang incomprensible.

El jefe volvió a mirar asustado y confuso a su alrededor.

—Sigo sin entender nada de lo que dice este hombre  —repitió el ayudante del jefe de tribu.

—Está señalando la parte del interior de la boca del elefante  —dedujo el jefe.

—Ya… pero… No estoy seguro… Quizá se refiere al oyém, “la lengua”  —aventuró otro cabeza de familia.

—¡Sí, sí! ¡Traédlo! ¡Eso, oyém! ¿Dónde está el oyém? ¡Rápido, de prisa! —aulló el guardia colonial.

—Creo… creo… que se lo llevó Asumu  —se oyó entre el público.

Asumu trajo rápidamente la lengua del paquidermo.

—¡Desde aquí, hasta aquí…! —Sonó otra vez la misma pregunta incomprensible, con la característica agresividad de Zangalewa— ¿Dónde está lo que suele estar…?

—Ya no sé más nada…  —murmuró el ayudante del jefe de tribu.

—Ahora está señalando la parte de los lados de la cabeza del elefante —le susurró el jefe.

—Ya…, pero…No estoy seguro. A lo mejor se refiere a moló, las orejas  —quiso adivinar alguno del grupo.

—¡Sííí.. sííí…! ¡Traédlo! ¡Eso… moló, moló! ¿Dónde está el moló? ¡Rápido, rapidito!  —siempre a gritos el guardia colonial.

—Me parece… Creo… que se lo llevó Nchama  —Sonó entre el público—. Consiguió que trajeran nném “corazón”, mekuu “patas”, nguiém “la cola”, miya “las tripas”… y así sucesivamente, sin hacer daño a nadie.  Recuperaron los dos colmillos, la única parte que interesaba al sargento de la guardiacivil. Zangalewa, el ingenioso, el ingenioso guardia colonial, sin conocer los nombres de las partes del paquidermo, los había ido sonsacando a los propios oriundos hasta completar el animal entero.

Lo más curioso de la historia es el final.  Después de tantos nervios, sustos, cabreos y habladurías, el sargento comprobó que el animal estaba entero, uniendo todos sus trozos. El guardia civil pidió al jefe de la tribu que un grupo de aldeanos cargara con los colmillos hasta el poblado y los metiera en su coche, dejando allí a todos los nativos con la carne del elefante.

 

12715691_522389127933471_1707665035328790663_n[1]

ABRIL CON LA CULTURA

 

12715691_522389127933471_1707665035328790663_n[1]

Después de cinco años de silencio, Paloma del Sol nos presenta su nuevo disco, titulado “ATRÉVE A SER FELIZ”. Salvo este tema, el disco entero está cantado en bubi y en ritmo étnico. La canción Atrévete a ser feliz, saldrá en la película “Relaxin cup o coffee” que se va a estrenar próximamente. En nuestro próximo número charlaremos con ella.

El disco de la polifacética artista: Pintora, Cantante y Escritora, se vende en todas las PLATAFORMAS DIGITALES, en EL CORTE INGLÉS y en FNAC.

12705516_497102940414603_3867086787041458091_n[1]

EL JOVEN ESCRITOR Y POETA FRANCISCO BALLOVERA ESTRADA y EL FOTÓGRAFO GLOYER MATALA EVITA PLUBLICAN SU PRIMER LIBRO TITULADO “CAMINANDO POR ÁFRICA”.

12931289_1146636645356121_8723142934740777395_nCHERY MALÉ “EL SENTIMENTAL”. Después du su “Violencia de Género 0”, nos trae un nuevo trabajo titulado “Toe mmotale”. Es una llamada a la unión  y un toque de atención a los críticos gratuitos que critican todo aquello que no hacen ellos. Se presenta el próximo 23 de abril en Le Club, GETAFE.

12974429_1716044375310681_464813399082679524_n[1]

Esta criatura que va por su Segunda Edición, parida por el escritor BRUNO FRANCÉS, está argumentada con la maestría de un cirujano de las letras y, engancha con el poder de aquél que posee el don de la palabra.

A lo largo de este mes de abril, hará el siguiente recorrido:

Domingo 17, en la 1ª Feria del Libro de San Fulgencio (Alicante). 

 Sábado 23, en el Salón del Libro Infantil y Juvenil de Orihuela.

Martes 26, en la Feria del Libro de Alicante, paseo Gadea en el stand de La Casa del Libro.

Viernes 29, en La Casa del Libro de Fuencarral en Madrid.

 

 

SOBRE MI ARTE, MI CULTURA

Estimados colegas, Mi Arte, Mi Cultura, es una Revista Cultural mensual pero que se enriquecerá cada día con vuestros comentarios sobre lo publicado y con anuncios y avisos culturales puntuales.

visibilidad

Nuestra vocación es puramente artístico-cultural. A través de esta página y de manera particular, queremos dar visibilidad al artista y escritor ecuatoguineanos en general, y a la actividad artístico – cultural de la sociedad ecuatoguineana, tanto dentro como fuera de  nuestro país. No  obstante, nuestras ventanas, están abiertas a todo aquél que le interesen, sea ecuatoguineano o no. ¡Hacemos Cultura!

En Mi Arte, Mi Cultura, El escritor, Poeta, cantante, articulista, crítico, dramaturgo, ensayista, etc., encontrarán las siguientes ventanas: Rincón Literario que recoge las secciones de Poesía y Cuento, Teatro, Opinión, Menú Cultural, donde podrá expresarse y exponer sus trabajos libremente y de forma gratuita. SIEMPRE BAJO SU PROPIA RESPONSABILIDAD. Una ventana de Inicio que muestra todo el trabajo de la Revista y otra, Grupo de Trabajo, que le dará la información que necesita saber a cerca de quienes comandamos este proyecto, siempre con la complicidad de todos ustedes, claro está.

El que publique por Mi arte, Mi Cultura, además de esa gran ventana mundial que es internet, su trabajo podrá ser seguido en Guinea Ecuatorial, Chile, Francia y España.

Pertenecemos al http://colectivorionegro.cl/ (Plataforma de páginas como la que le estamos presentando) cuyo objetivo es dar voz y servir de escaparate para aquellos artistas que desean universalizar su trabajo artístico-cultural.

En Mi Arte, Mi Cultura, somos un equipo, con espíritu luchador, amantes de la palabra escrita, fanáticos del buen sonido y enamorados del arte y la cultura en general, que, sin ánimo de lucro, coordinamos esa actividad con la esperanza de que le sea de utilidad. Estamos seguros, sin duda, de que nos equivocaremos muchas veces, pero, nuestro propósito es, desde la distancia, crear un punto visible de encuentro para tanta gente como nosotros de distintas nacionalidades y maneras de pensar.

Hemos iniciado este camino llenos ilusión y queremos hacerlo contigo, Nuestro recorrido acabará donde tú te detengas. ¿Caminemos juntos?

 

Colaboraciones en: Colaboraciones@colectivorionegro.cl