Category Archives: Teatro

PENSAMOS ASÍ, ¡QUE SE LE VA A HACER!

”Leer

 

ACTO SEGUNDO

ESCENA I

SIKONO

 En el despacho de Nkukuman.

NKUKUMAN

He estado leyendo tus proyectos. He de felicitarte porque están muy bien redactados.

SIKONO

(Sonríe) Gracias

NKUKUMAN

En el primer proyecto, propones el desarrollo de actividades extraescolares. Trabajar con artistas y escritores nacionales de todos los géneros posibles, así como importar buenos libros.

SIKONO

(Emocionada. Se le brillan los ojos. Gesticula, matizando mímicamente cada palabra).

Y de que también, aprovechando las buenas relaciones bilaterales con otros estados, nuestro gobierno se implique en proyectos internacionales. Igual que lo hacen otros países con el objeto de que nuestros artistas y escritores puedan ser invitados a participar activamente en los eventos socio –culturales de carácter internacional. Y, a nivel interno, (con la voz grave). ¡Es que ese proyecto me encanta, me mola maravillas, Señora Nkukuman! Todo es social y cultural, ¿sabes?

(Nkukuman observa callada detrás de su mesa). ¡Continúa Sikono!

Con los talleres en los colegios y centros educativos en general, más la lectura de buenos libros; conseguiremos que los jóvenes desde muy pequeños, adquieran hábitos sociales, cívicos y culturales saludables…

NKUKUMAN

(La interrumpe). Escucha (Con voz pausada). Me parece todo bien, pero, que enseñes a esos niños todas esas cosas, no me va a quitar de mi pobreza…

SIKONO

(Sorprendida). ¿Cómo?

Nkukuman

Como lo oyes. (Se incorpora en el asiento. Reposa los brazos sobre la mesa y entrelaza los dedos de ambas manos. Continúa mirando a Sikono a los ojos). Quiero decirte que, los proyectos sociales como el que me estas proponiendo, aquí no nos interesan…

SIKONO

(Desencajada). ¡Pero…! ¡Si estamos hablando del futuro de toda una generación!…

NKUKUMAN

Acabas de dar en el clavo, ami. Enseñar a esos chavales a leer con propiedad y a hacer buenos comentarios de textos, por citar algunos  ejemplo; a mí no me resuelve la vida, al revés.

SIKONO

(Decepcionada cae derrumbada en el asiento). No entiendo nada, señora nkukuman.

NKUKUMAN

(Sonríe. Se echa para atrás en el asiento. Visiblemente alegre comenta) No te preocupes que ahora mismo me vas a entender. Este proyecto no me va a ayudar a terminar de pagar mi casa, sin embargo, sin embargo, cualquiera de estos niños, mañana podrá venir a quitarme el trabajo.

SIKONO

(Escandalizada). ¡Eh!

NKUKUMAN

(Mofándose). ¡Eeeeh! Mira, ¿has visto el coche que tengo en la entrada a este despacho? Vale un millón de euros…

SIKONO

(Disgustada). Pagado con los fondos que deberían destinarse a proyectos sociales…

NKUKUMAN

(Molesta, se levanta del asiento con los brazos extendidos apoya las dos palmas de las manos sobre la mesa. Mirando fijamente a Sikono, advierte. ¡Mira, muchacha! Aquí existe un dicho que tú bien deberías conocer, dice así: “El que mete el dedo en el culo de una tortuga, éste se lo corte”.

SIKONO

(Se tranquiliza y corresponde al dicho).  Es cierto, Señora Nkukuman. También hay otro dicho nigeriano que dice: “Si protestas demasiado con el Rey, te tendrá mucho tiempo de rodillas”.

NKUKUMA

(Sonriendo) ¿Entonces, nos entendemos?

SIKONO

¡Perfectamente! Este proyecto no vale, tienes razón ¡A la basura!

NKUKUMAN

Perfecto, veo que comenzamos a entendernos. ¿Qué te parece si vuelves mañana para que veamos el segundo proyecto?

SIKONO

(Responde resignada) Vale…

(Se levanta y camina hacia la puerta, un poquito antes de tirar del manillar, Nkukuman la llama)

NKUKUMAN

¡Sikono!

(SIKONO se gira y mira a Nkukuman con cara de resignación).

NKUKUMAN

(Comenta sonriendo). Es que yo mando a mis hijos a Europa y a los Estados Unidos para que se formen muy bien.

SIKONO fuerza una sonrisa y se va. NKUKUMAN con una sonrisa abierta, se para en umbral de la puerta y observa cómo se aleja la joven.

LOS MALES ARTÍSTICO CULTURALES DE NUESTRA SOCIEDAD

Hoy en día, en nuestra sociedad ecuatoguineana, el espectáculo musical, principalmente, se ha convertido en un artículo de lujo, en la demostración del músculo propio, el poder. Aquél que se lo puede permitir, invita a sus fiestas a uno de los cantantes u orquestas de turno para que canten y animen el evento a cambio de unas pocas monedas que, por lo general, suele servir únicamente para comprar el pan del desayuno del día siguiente, que cada vez es más caro, raquítico y poco nutriente. Sí, he dicho el pan. O sea, nuestros artistas, cuando pasa, cobran una miseria.

Los males de nuestra sociedad, artístico culturalmente hablando, radican en que: a nivel estatal, no existe una política o plan cultural. De vez en cuando, se hacen cosas, cierto. Fruto del arrebato de alguien con cargo público pero, carecemos de un plan artístico cultural nacional.

Malabo_II[1]
Fuente: (tarthessos.wordpress.com/2011/07/vista_malabo_ii.jpg)

La mayoría de los artistas que triunfan en nuestra sociedad, para no decir casi todos, son autodidactas, y van por libre. No existe en el país puntos de venta específicos, ni galeristas que faciliten exposiciones y ventas periódicas de sus diferentes artículos. A penas existen salas de espectáculos, se desconoce la figura del representante, carecemos de promotores y el marketing está totalmente ausente en la planificación de venta del producto acabado de los artistas, que generalmente, se ocupan ellos mismos de la distribución, con poca o nula promoción.

Sin embargo, no todos estos males pueden o deben achacarse a la gestión del gobierno. También los artistas, en general, deberían reflexionar, en tanto en cuanto que, son los más perjudicados y por el hecho de que se les va la vida en ello. No funcionan nuestras asociaciones. No somos capaces de organizarnos en grupo, entorno a un trabajo, sin que nos pierda el ego, un ego que sólo nos lleva a velar por el ombligo propio, antes de hacerlo por el bien del colectivo. Prima el egoísmo, la desconfianza y el tráfico de influencia.

L0018
(En la foto, Jenny Loribo Apo).

A pesar de estas adversidades, puede más la vocación y el amor hacia el arte que practica cada cual. Pero, si algún día queremos que la actividad artística nacional ecuatoguineana conjugue lo lúdico, el entretenimiento con lo profesional, entre otras, nos hacen falta personas con formación, voluntad de trabajar, que apliquen el sentido común y, empresas u organizaciones artísticas que sepan lo que hay que hacer o, al menos, intenten hacer las cosas como se debe, y en la parte que le toca, que el gobierno haga sus deberes.

Cuando el arte se hace por amor durante mucho tiempo y no se ponen los instrumentos para que vaya profesionalizándose, con el tiempo, la sociedad acabará involucionando no sólo en el campo artístico cultural, sino que también, en otros estadios de la sociedad, arrastrados por la ausencia del arte, el buen ocio y el entretenimiento. En definitiva por la ausencia de la cultura. Una sociedad sin actividad cultural, es una sociedad muerta.

CARTA A LOS REYES MAGOS PARA GUINEA ECUATORIAL

IMG_20160305_012010

Estimados Reyes magos, hace un mes atrás, en Malabo se realizó la lectura de una obra de teatro. La actividad fue llevada a cabo por un grupo de jóvenes, que por su propia iniciativa, están trabajando para despertar la vocación lectora en nuestra sociedad ecuatoguineana. Estos muchachos carecen de recursos, pero les sobra voluntad e imaginación.

Queridos Reyes, disfrutando todavía del frescor y de las primeras luces y de la terceraa luna de este año 2016, considero que este es el mejor momento para haceros llegar mis deseos.

Consciente de que todos los años traéis la alegría y la felicidad a cientos de miles de hogares, os suplico, que haciendo honor a vuestro nombre, frotéis vuestra lámpara mágica para que en todos los colegios de primaria e Institutos de nuestra querida Guinea Ecuatorial, se implante la lectura obligatoria de textos literarios de autores nacionales y extranjeros. Que se hagan talleres artísticos, que se organicen visitas a las exposiciones de pinturas, esculturas, etcétera, organizados por los diferentes centros culturales y por los propios centros educativos.

Sus Majestades los Reyes magos, lamentándose, una vez escuché a mi abuelo decir: “¡Pobre nietos míos! ¿Si apenas sabéis leer, cómo vais a entender lo que balbuceáis cuando vuestros ojos recorren las líneas de un texto?

En vuestros Centros educativos, debieran crearse programas y talleres que os incitaran a la lectura y comprensión de textos. Pues, una sociedad que no lee está abocada al fracaso”. No entendía nada de sus palabras, por lo que, le supliqué que utilizase para mí el lenguaje de los tontos, entonces me dijo: –“Una sociedad que censura la extensión del Quijote pero pasa por alto la fecha de caducidad de una tira de cerveza, más pronto o más tarde, se le apagarán las luces y vivirá por siempre en la oscuridad”. –Y concluyó– ­­“¡Dios nos pille confesados!” Por eso os pido, queridos Reyes magos, que utilicéis la magia de vuestra lámpara para que Dios, no sólo nos pille confesados, sino que también, nos pille vestidos.