Category Archives: Opinión

La fiebre del desarrollo en África negra, por el escritor y dramaturgo Inongo vi Makomè

Somos muchos los que deseamos y albergamos la esperanza de contribuir al desarrollo de nuestro continente, África. Pero ese deseo nos aboca a una seria inquietud.

Y dicha inquietud obedece a que ese desarrollo tan añorado incluiría que toda la población tuviera los alimentos precisos, que nuestros hospitales estuvieran mínimamente bien equipados, y su personal atendiendo adecuadamente y con más humanidad a todos los enfermos sin importar su procedencia ni su nivel económico, sino tan sólo la gravedad de sus males; que todos los niños en edad escolar acudieran a la escuela y se prepararan para el futuro; que toda la población dispusiera de agua potable, etc. Pero este no es el panorama que contemplamos.

La conquista de estos y otros valores es primordial y necesaria. Pero en muchos lugares de nuestros países observamos una destrucción ciega de nuestro medio ambiente. Parece que la fiebre del desarrollo exige tumbar los árboles de los bosques, destruir las costas, o privatizar sus playas, etc. Nadie parece cuestionar ese tipo de desarrollo y menos hacia donde nos conduce. El pueblo llano permanece mudo ante lo que pasa a su alrededor. La claridad que provoca la destrucción del medio ambiente se vende como desarrollo, como civilización, como el fin de nuestro estado primitivo o salvaje…

África negra, nuestro continente, nuestra tierra, nuestro pueblo, es “un gran pueblo”, que estuvo vencido en el pasado por otros, y a pesar de las independencias conquistadas, no conseguimos aún desprendernos de todo del ancho manto del complejo de inferioridad con el que nos cubrieron los vencedores. Y creo que nuestras metas deben consistir en sacudirse de ese complejo de inferioridad, recuperar nuestra personalidad, nuestras raíces, y caminar con seguridad hacia el futuro, sin tender a querer justificarnos en cada momento por lo que hacemos o debemos hacer. Porque creo que el concepto de “desarrollo” que encontramos hoy en muchos de nuestros países se basa más en esa justificación, que en la propia esencia de lo que debe ser y significar.

Cuando escuchamos la propaganda que algunos de nuestros gobiernos lanzan sobre las metas a alcanzar, con slogans referentes a “Horizonte dos mil tanto…”, nos preguntamos, ¿qué metas son exactamente las que queremos alcanzar? No es que estemos en contra del desarrollo material que se nos predica y nos prometen. Lo que nos inquieta es observar que la carrera hacia la luz del desarrollo material va en paralelo con el oscurecimiento de la carrera por la conquista de los valores humanos básicos que toda sociedad necesita. Hasta me atrevería a decir que la oscuridad del camino que conduce a la conquista de estos valores básicos, es hoy por hoy más intensa que la luz que ilumina la conquista de los bienes materiales. De ahí viene la preocupación de algunos de nosotros.

En esta carrera de fondo hacia el desarrollo, el saqueo de los bienes de los Estados por parte de quienes presiden los gobiernos, parece más un deber y una obligación dentro de esos proyectos de desarrollo, que algo que debía estar prohibido; los funcionarios de categorías inferiores tampoco se quedan atrás: entrar en cualquier oficina del Estado para obtener un documento, requiere el pago de una especie de ”impuesto revolucionario” al responsable del turno, y nunca existe ningún recibo de lo que se paga. Así mismo, circular por nuestras carreteras es un verdadero calvario: los guardias que los conductores van encontrando a lo largo de las carreteras parecen más bien mendigos o salteadores de caminos, que funcionarios encargados de velar por la seguridad de los ciudadanos. Un gendarme me confesó una vez en Camerún que conseguir que el jefe te designe para estar de servicio en la carretera, es como ganar un premio en la lotería. Todos los compañeros se pelean por ello. El jefe es un verdadero amo. Un dios. Al final de cada jornada, el guardia designado vuelve primero al puesto de mando para repartir las ganancias con el jefe. Para cruzar cualquier frontera entre dos países hermanos, hay que pagar algo a los militares, gendarmes, aduaneros, marineros, jefes de puertos o lo que corresponda. En una ocasión, después de ser saqueado por estos “impuestos revolucionarios” en el lado de Camerún, me tocó sufrir lo mismo en el territorio guineoecuatoriano, nada más pasar la frontera. Allí me obligaron a pagar a parte de lo que se me pedían a mí, el importe de cada bolsa de mano que llevaba.

¿Estas son las metas que nos van a ayudar a alcanzar esos slogans que preconizan nuestro desarrollo como “países emergentes”? ¿Vamos a “emerger” más para lo malo que para lo bueno? En mi país, Camerún se construye un puerto de aguas profundas en Kribi, dicen. Pero más que de aguas profundas, parece ser un puerto de selvas, bosques o tierras profundos. En una extensión más o menos de unos treinta kilómetros de largo y de ancho, se están expropiando terrenos a los nativos del lugar, Batanga, fangs, Mabi y pigmeos. Los echan de sus poblados porque, según se comenta, se va a construir una ciudad nueva… Pero, ¿qué ciudad nueva exige para su construcción deshacerse primero de la presencia de los autóctonos del lugar? Algo hueve mal en este proyecto como en tantos otros. Los miembros del gobierno se valen de sus puestos y su poder para adueñarse de los terrenos de los pobres ciudadanos sin voz ni voto. Terrenos que más tarde multiplicaran su valor para rendir grandes ganancias. Ya se han dado innumerables casos de ese tipo de saqueo a los pobres. Esa cultura del robo, y del engaño parece la elegida por nuestros mandatarios para conducirnos hacia esos supuestos horizontes de desarrollo como países emergentes.

En esa ruta de la luz de desarrollo, se ha incorporado la empresa francesa, RAZEL, que, sin ningún escrúpulo, ha comenzado a destrozar el entorno del río Lobè, taponando sus pantanos, a pesar de gozar de la protección de la UNESCO. No se ha previsto el peligro que correrán los habitantes del lugar cuando, una vez taponados esos pantanos, lleguen las lluvias y la consiguiente subida y el desbordamiento del río. Las vidas de los lugareños no importan si centella la luz del desarrollo y aumentan los beneficios económicos de unos pocos. Cuando me encontré con el joven ingeniero francés responsable de la empresa y de esa barbarie en el lugar, que es precisamente mi pueblo natal, le pregunté si se podría llevar a cabo semejante “crimen” en algún lugar de Francia o de Europa. Me contestó sonriendo que se lo habían autorizado el Prefecto de la provincia y el jefe tradicional del pueblo. Sólo me faltó preguntarle, por cuánta cantidad de dinero…

Por eso acudo a los amigos y personas de buena voluntad que sé que habitan todavía en éste nuestro mundo, para que se dirijan a la empresa francesa RAZEL, y le rueguen que respecte al entorno singular de mi pueblo, Lobè, con su río y sus cataratas que desembocan a pocos metros del mar. Y así mismo, que supliquen al excelentísimo señor presidente de Camerún, Paul Biya, que siga de cerca la construcción del puerto de aguas profundas de Kribi, pero sin evacuar a los nativos del lugar. Puede que por su avanzada edad no esté al tanto del saqueo que sus colaboradores más próximos están llevando a cabo, pero hay que procurar que reaccione para evitar este desastre, este crimen contra su propio pueblo.

Por favor compañeros y amigos del mundo entero, ayudadnos a salvar el entorno natural del río Lobè y la suerte de los nativos de los alrededores del puerto de aguas profundas de Kribi. Caminar hacia la luz del desarrollo, no tiene que significar, pisotear a los más débiles ni deteriorar nuestro medio ambiente.

Fuente: inongovimakome.com

CAMBIO SOCIAL ACELERADO

Cambio social acelerado

Estamos asistiendo a un cambio social rápido que está transformando la interacción social y los valores y estilo de vida de un modo increíble. En relación con el medio ambiente es cierto que las crecientes capacidades tecnológicas están modificando el ambiente humano en muchos sentidos.

La naturaleza en su sentido más salvaje y primitivo es un bien cada vez más reducido. El cuerpo que según Javier Echevarría es nuestro primer entorno está limitado por su estructura topológica o espacial y por su capacidad sensorial.

Y los hombres cada vez viven, en mayor número, en ciudades  y megalópolis. Lo que supone que se puede considerar un segundo entorno humano mediado por las estructuras características de las ciudades que protegen mejor el desarrollo de la civilización. Si bien los elementos artificiales que potencian y protegen el cuerpo como las gafas, la ropa, etc., aumentan las posibilidades humanas, ya que amplían y mejoran la existencia. Y si a esto se añade la cultura y el lenguaje la condición urbana del hombre se ve reforzada.

Pero ya vivimos inmersos, en mi opinión, en un tercer entorno que es el predominante y lo será cada vez con mayor fuerza e intensidad. Es el denominado mundo digital  que es la expresión de lo virtual en la existencia cotidiana. Ya que la sofisticación de los avances tecnológicos está poniendo al alcance de todos el dinero electrónico, el pago con el móvil, la impresión 3D, la realidad virtual, etc.

La fase neotécnica de Mumford en la que existimos es la plasmación de la simultaneidad y la inmediatez en la comunicación global. Y también de la información instantánea.

Además, el aula ya no es un espacio determinado, sino que, en cierta forma, puede ser cualquier lugar gracias a Internet y las tecnologías de la información y la comunicación. De este modo, está claro que la interacción humana cada vez será mayor.

Otra cuestión diferente es si   la calidad y la profundidad de las interacciones individuales y sociales serán mayores de lo que suelen ser, actualmente, a través de los medios digitales. Si bien es verdad que lo presencial debe mantener su primordial importancia desde una perspectiva individual, social y comunitaria.

Se están produciendo cambios sociales  sustanciales que pueden ser clasificados usando la terminología de Mariano Fernández Enguita en tres tipos: suprageneracional, intergeneracional e intrageneracional.

En mi opinión, los más rápidos son la transformación del medio ambiente por la contaminación y la desertificación, deforestación, acumulación de plásticos y desechos en los océanos, etc.Y desde un planteamiento o consideración suprageneracional habría que conservar la biodiversidad y salvar al planeta de los enormes daños que ya está sufriendo.

En el ámbito intergeneracional me parece que la distancia cultural entre los jóvenes y los mayores se está, en general, agrandando o aumentando, respecto al estilo de pensamiento  existencia. Si bien creo que hay motivos para el optimismo respecto al futuro por la mayor formación que están adquiriendo las nuevas generaciones.

 
Por José Manuel López García

Foto de Abuy Nfu Bea en una charla

MOHAMED ALI NO ES NI CRISTIANO NI MESSI

Abuy Nfubea

FOTO DE Mba Nfubea Bikie
FOTO DE Mba Nfubea Bikie (Facebook)

Se nos ha  muerto Mohamed Ali a la edad de 74 años. Un hermano más que se suma a la gran peregrinación eterna

de los que nos acompañan desde otra dimensión. ¿Te imaginas si Alí fuera un chico blanco como Rafael Nadal? Me  gustaría honrar a un verdadero ser humano que luchó sin cesar por sus creencias.

     Sé que no es un tema muy maestrean cuando el Madrid nos acaba de robar la champión con un fuera de juego Descomunal. El profesor  calificó a  Ali como un  deportista de colonial. ¿Qué es un deportista de colonial? Unos deportistas que sobresalen en el deporte y utilizan su fama para promover la lucha de su pueblo. ¡Muhammad Ali será recordado como el más grande deportista de colonial de todos los tiempos! La desaparición de una leyenda. Fue el mejor boxeador conocido en la historia del boxeo. Él fue varias veces campeón del mundo en dos categorías, de peso semipesado y pesado. Varias de sus peleas han entrado en la leyenda, especialmente contra Liston en 1964, y Foreman en Kinshasa en 1974.

 

Ali Bumaye!!!! Era la forma de celebración lingala y en yoruba  Omowale, el hijo prodigo, el transformador social y héroe anti-guerra que regresa a casa.  Sonó The  Greatest, un temazo compuesto por George Benson  se ha vuelto un clásico. Muhammad Ali fue un campeón de muchas maneras. Por eso Nunca descansará en paz porque nunca habrá otro Muhammad Ali. Pero  nunca morirá. Como otro gran ciclista Tomas Sankara  su espíritu vivirá. Como dijo otro de los rebeldes Nicolás Anelka la generación hip-hop ha perdido a un gigante de hoy, un auténtico rapero. El boxeo se benefició de los talentos de Muhammad Ali, pero no tanto como la humanidad se benefició de su humanidad. Quiero dejar muy claro que Ali no es Cristiano Ronaldo ni Messi ni Obama, es más que una leyenda que trasciende el deporte y la politiquería, fue un verdadero campeón de la política.

La cultura tío tom es un negocio pero Ali nunca quiso ser un vehículo de entretenimiento y bufoneo tan bien presentada en el cine por  Spike lee en  Bamboozled  sobre el show moderno de TV  cuyo éxito económico esta basado en la  burla de las celebrities negras tal y como se hacía en los shows del siglo XIX. Con actores con maquillaje color negro y rojo y ropa excéntrica y lujo blin-blin  para parecer más estereotipados y burlescos y carentes de ideas propias, opinión, libertad víctimas de un secuestro mental. Por ello su perdida es una doble tragedia que nos invita a una reflexión sobre la imagen ridiculizadora de las celebrities  negras en los medios de comunicación ¿y cómo esto afecta a la comunidad negra? En primer lugar porque nos quedaremos solo con deportistas y artistas Tío Tom que ni siquiera reconocen que son negros o reducen la negritud a un marco biológico o de fiesta: Marcelo, Dany Alves, Roberto Carlos aka café con leche, Neymar, Tyger Woods o Kobby Bryan, raperos con 5 tatuajes y 10 teléfonos móviles… mulatas que juegan a Beyonce porque han inventado la rueda o después de 39 años se dan cuenta que son negros. En fin, deportistas de elite que hablan y hablan pero nunca dicen nada.

 

    FLIPANDO CON ALI

FOTO DE Tomas Totom (Facebook)
FOTO DE Tomas Totom (Facebook)

Conocí a Mohamed Ali en un contexto muy difícil a 3 días de A Million Men marcha

 Creo que meses antes Dustin Hoffman y Withney Houston le rindieran un homenaje en Hollywood. La ciudad estaba tan llena que el lugar más cercano para dormir era Maryland. La  verdad estaba tan flipado en aquella reunión que no podía mirarlo nítidamente sólo de reojo. Bajo el liderazgo del Dr. Benjamín Chavis, Jr.  Que fue el Director Nacional de la marcha.

El Comité invitó a muchos oradores prominentes y otros no tan prominentes como el servidor. Fue una reunión de masas en  respuesta al llamado de Louis Farrakhan, que se llevó a cabo en el National Mall. Junto con decenas de organizaciones de derechos civiles, entre ellos muchos capítulos locales de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (pero no la NAACP nacional) formaron el millón de Hombres que el Comité Organizador  se propuso. Khalid Mohammed no hablo en marcha que era el ídolo de los jóvenes Hip-Hop Nation de mi generación, había sido silenciado por 6 meses  y poco después el ministro salió de la NOI. Era una situación muy tensa  muy parecido a la repetición del enfrentamiento Malcolm vs Elijah, en 1994. Muhammad apareció en show The Phil Donahue. Participó en fuertes discusiones con los miembros del público judío blancos. Poco después, tras una conferencia en la Universidad de California, Riverside, el 29 de mayo de 1994 recibió varios disparos por James Bess. Muchos creyeron que fue parte de una conspiración contra el Dr. Khalid. En octubre de 1995.

La segunda vez que vi a Mohamed Ali fue en Brooklyn en 1988 en el congreso mundial de la juventud negra. A Million youth March junto al Dr. Khalid Mohammed, Sonia Sánchez y una de las hijas de Malcolm X. En aquel entonces no decía mucho solo sonreía. Le estreché la mano y me miraba como queriendo decirme algo.  Es verdad, pocos y casi ninguno como él podía ser tan comunicativo.

UN TESTIGO INCÓMODO

Foto de Abuy Nfu Bea
Abuy Nfu Bea

Y nunca me creí el cuento del parquinson, cuando en 1984 se le diagnosticaron. Mi madre decía que había sido

envenado y después de leer COINTELPRO, y estudiar el Ébola, no tengo duda. ¿Porque fue envenenado? En su día la Unión Soviética, el enemigo desaparecido de Occidente publicó un documento desclasificado que afirmaba que era debido a su ardua labor, había sido envenenado por un componente químico en su sangre parecida al virus del Sida. ¿Por qué lo  envenenaron?. Porque su legado heroico de  libertador a pesar de todos los obstáculos creados por el amo para derrotar el proyecto cimarrón, persiste. En tercer lugar porque Ali por más que diga ahora Bill Clinton siempre fue un testigo incomodo de 2 siglos. De hecho, estaba en boca todos cuando Malcolm X esbozó sus planes para crear un Partido Nacionalista Negro para la autodeterminación. Porque  a pesar de todo Malcolm X  defendió a Cassius Clay en contra de los esfuerzos de los medios de comunicación para vilipendiar al campeón por convertirse al Islam.  Los que hoy le alaban,  llegaron hasta el extremo de  despojarlo de campeonato de los  pesos pesados de boxeo. Makelele pidió aumento de sueldo y el equipo blanco  le puso morado. Etó se enrabieto porque lo llamaron negro pero después  se desinfló dijo que el  sabio de hortaleza era su padre. Benzema acuso al seleccionador de plegarse a un parte racista de Francia y después desapareció. Muy pocos gladiadores han logrado ser Espartaco. Ali en cambio volvió y venció a tarzan. Un esclavo que se rebela y vive para contarlo. Solo Ali lo hizo. Ese era su mayor ejemplo  a todos los esclavos del campo que nunca renunciaron a la lucha. Su mensaje fue que tenemos que dejar de pensar que fuimos liberados por el sistema cuando estamos en la peor de la esclavitud ya que como dijo Affiong L Affiong: las cadenas se han retirado de nuestras manos, las piernas y el pecho y se colocan en nuestra mente. Desde que se convirtió enfermo nunca renuncio. Fue engañado en la creencia de que el Islam sunni es una religión africana y se convirtió en musulmán ortodoxo para debilitar la Nación del Islam de Farrakhan. En eso fue en lo único que discrepé con él.

Me pasé mi juventud mirándome en el espejo de Ali por su gran valor e  inteligencia. Habló de un modo  que muy pocos pueden. Él era mi nuestro modelo a seguir esclavos que  no nos damos por vencidos sólo porque hayamos alcanzado la igualdad personal. Una vez que lo estaba viendo en una pelea, joder lo dijo en voz alta. “Mi mente está diciendo a mis pies muévete, pero mis pies no se  mueven”. Esta afirmación me hizo creer que la misma guerra  química que destruyó a Dr. Huey P Newton  estaba trabajando en él contra él.  Un veneno lento pero de efectos letales que  se tomó mucho tiempo para  causar su desaparición y hasta el día de hoy  logró someterlo y sucumbir a la muerte. 2016 marca el 51 aniversario del brutal asesinato de su mentor de Mohammed Ali y seguimos pidiendo al presidente Obama y el fiscal general, Eric Holder los archivos. Debemos marchar en la Casa Blanca desclasificar todos los archivos del FBI, la CIA y la policía de Nueva York y abrir una nueva investigación sobre el asesinato 21 de febrero de 1965. El sábado pasado junto a Kemi Seba y Castro Nguema en Barcelona, a escasos metros de la estatua de Antonio López varios esclavos con una diarrea mental irrumpieron en el Kilombo con la misma intención del COINTELPRO en el Adudubon en Harlem aquel 21 Febrero de 1965, vez no tenían armas pero el mismo espíritu abyecto y  envidia que los negros de la casa sientan al escuchar en Kinshasa Ali Bumaye.