Category Archives: Editorial

El Grupo Mi Arte, Mi Cultura pasa a ser parte del conglomerado Grupo Media Rombe

Estimados, sabemos que sobrevivir como un grupo independiente que intenta difundir la cultura a contracorriente no es para nada una tarea simple, sobre todo estando inmersos en una realidad que tiende a prohibir todo aquello que signifique nuevas ideas. Es por esta razón que hemos decidido no sólo buscar el respaldo del Grupo Media Rombe, si no que también dejar de tener una máscara de protocolo cuando horribles sucesos ocurren a diario en Guinea Ecuatorial y en el mundo.

Es así que apostaremos desde ahora por una expresión más franca y directa, sin la necesidad de la auto-censura. Desde luego que el arte y la literatura sin emoción no podrían existir, sin embargo, es importante de igual forma responder a los hechos de la época como también tener consciencia histórica. No se puede amar a otro sin escucharlo, sin ver lo que está ocurriendo en tu propio país.

Lo anterior no es una negación de la fragilidad humana y de la sensibilidad que nos permite asombrarnos y conmovernos; es un llamado a la valentía intelectual, a un arrojo no expresado necesariamente en la burda capacidad de destruir con menor o mayor eficacia a quien consideras tu enemigo.

Mi Arte, Mi Cultura
Grupo Media Rombe

Nº 5 < JUNIO, 2016 > EDITORIAL

A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE ÁFRICA

Con RECORTADA 2motivo del día internacional de África, varias organizaciones africanas y africanistas, organizaron diferentes eventos orientados a la visualización de la actividad artístico – cultural y/o literario del colectivo africano en suelo español.

Entre las tantas y diversas actividades realizadas, merece una mención especial para mí, la mesa redonda organizada el pasado veinticinco de junio del presente año dieciséis, en el Café Madrid, por Doña Teresa Pereira en colaboración con la Asociación Cultural KÔTÎ. A la cabeza Juan Antonio Beningo. Asociación Cultural para la defensa de los intereses del Pueblo Ndowé. Mesa Redonda dedicada a publicaciones recientes (2012-2016) relacionadas con Guinea Ecuatorial, en torno al tema  migraciones hispano-africanas. Literatura  y estudios de historia y antropología.

Ese enfoque, además de ser una plataforma de aprendizaje para los africanistas, es una puerta, todavía semiabierta, que ayuda a mejorar la visión negativa y conflictiva que se tiene a cerca de este continente y sus habitantes. Sin duda alguna, Actividades de esta naturaleza, favorecen el conocimiento de ese otro lado de los países africanos del que nunca se habla en los medios de comunicación.

En dicha mesa redonda dedicada a publicaciones recientes, entre el 2012 y el 2016, relacionadas con Guinea Ecuatorial, pude reafirmarme en algo que ya sabía pero que no deja de ser sorprendente; se trata de la cantidad de escritores jóvenes y veteranos, sobre todo jóvenes ecuatoguineanos que hay y que han publicado, almenos un libro, y que permanecen en el anonimato tanto en España como en Guinea Ecuatorial, nuestro país.

Hablando de las causas del anonimato podría ser esta la ocasión perfecta para criticar la labor fuertemente egoísta de los editores de dichos autores, que sólo piensan en su beneficio y nada en el autor que les proporciona las historias con las que luego se lucran, pero, para nada, quiero echar balones fuera.

Pienso que lograríamos hacernos más visibles, si tanto los gobiernos africanos y, en la parte que nos toca, el gobierno ecuatoguineano, las muchas asociaciones culturales y socio culturales de ecuatoguineanos en España así como los propios creadores, procuraran los mecanismos que pudieren favorecer dicha visibilización.

Confiarlo todo a las editoriales, productoras y a las asociaciones africanistas, sin desmerecer el trabajo divulgativo de ésta últimas, no solamente nunca perderemos la invisibilidad, también, perderemos gran parte de nuestro patrimonio cultural que hoy se está divulgando.

Nº 4 MAYO 2016 EDITORIAL

IMG_20160325_004440Nuestros creadores se desangran, producen sus trabajos y en su propio colectivo no venden. Lo curioso es que este mismo colectivo los aplaude y reverencia. Pero sólo eso.

Es una pena y una gran desgracia para la cultura ecuatoguineana, que sean otros países los que más se interesan y valoran nuestro producto cultural, sobre todo, España y los Estados Unidos.

Hasta hace poco, España se interesaba más por nuestro producto musical y folclórico que por la literatura, tendencia que ha cambiado en estos últimos años y, en EEUU, la literatura ecuatoguineana es objeto de estudio en las universidades. Sin embargo, no es así en la sociedad ecuatoguineana.

Guinea Ecuatorial es el único país del mundo que yo conozco, que con tanta riqueza cultura, no la promociona ni trabaja para su desarrollo y conservación entre los que ya están y las futuras generaciones. Desconocemos lo que tenemos y somos en el mundo internacional cultural y lo poco que sabemos que somos y tenemos, no lo valoramos.

Cuando hablamos de creadores, inmediatamente, pensamos en la música y en los músicos y cantantes. Sin embargo, los creadores no se limitan a este colectivo. También existen los pintores, los escritores, los directores de teatro, etc.

Creo que todos deberíamos hacer un esfuerzo para cultivar y promocionar nuestra cultura enfocada, en este caso, en el trabajo de los creadores artísticos culturales. Es cierto que el gobierno debe jugar un papel primordial en esta tarea pero, si permanece pasivo y nosotros, el pueblo y los creadores me refiero, dormimos la siesta. Mal vamos.

Es cierto que los creadores tienen mucho que trabajar todavía. Deben aprender a promocionar y vender sus productos. Deben aprender que al pueblo y a los fans, a pesar de que los aplauden, veneran e idolatran; son un colectivo al que hay que adorar y mimar porque todo creador se debe a ellos. Y eso, se consigue acercándose a ellos a través de buenos trabajos y propuestas culturales serios. El gremio de los creadores debería estar más unido, trabajar en equipo en vez de pisotearse el uno al otro. Sólo así, pienso, llegarán a este pueblo y conseguirán su apoyo y colaboración.

Esto es así pero, a pesar de los errores y equivocaciones de nuestros creadores, el pueblo, los fans, como colectivo social, deberíamos poner de nuestra parte. Estoy hablando en términos generales. Mientras que otros colectivos africanos, estoy pensando en los senegaleses, gaboneses, nigerianos, cameruneses, etc., se organizan en torno a sus creadores y se agrupan en masa para arroparlos; el ecuatoguineano observa desde la distancia con las manos en los bolsillos o cruzados en el pecho, esperando a que aparezca el creador de turno para que le regale su libro, su disco o la entrada al concierto, función teatral, exposición o lo que toque.

No somos conscientes de que nadie puede crear y vivir únicamente del aplauso y la reverencia. Nos guste o no lo que hacen nuestros creadores, deberíamos ser más solidarios con ellos, por otra parte, con eso nos ganaríamos el derecho a la crítica.

Debemos trabajar todos unidos, si queremos que nuestra actividad creadora sea rentable social, económica y culturalmente. Los fans, desde la butaca del público y los creadores, desde el escenario correspondiente. De lo contrario, igual que la generación de los que nos precedieron, háblese del Señor Leoncio Evita, primer novelista COLABORADORES 33ecuatoguineano conocido, la generación de Maelé, la de las orquestas Tú y Yo, Tam Tam Boys, en la música; Don Benjamín Ebang, el Señor José Mañana, etc., en la pintura, etc. Las generaciones actuales pasarán sin pena ni gloria, para desgracia de todos.

Ecuatoguineanos, aún estamos a punto de remediarlo. Creadores, pueblo y fans. Un poquito de amor propio, solidaridad, trabajo y colaboración por el bien de todos y de nuestra cultura. ¡Pensemos en las futuras generaciones!