CARTA A LOS REYES MAGOS PARA GUINEA ECUATORIAL

IMG_20160305_012010

Estimados Reyes magos, hace un mes atrás, en Malabo se realizó la lectura de una obra de teatro. La actividad fue llevada a cabo por un grupo de jóvenes, que por su propia iniciativa, están trabajando para despertar la vocación lectora en nuestra sociedad ecuatoguineana. Estos muchachos carecen de recursos, pero les sobra voluntad e imaginación.

Queridos Reyes, disfrutando todavía del frescor y de las primeras luces y de la terceraa luna de este año 2016, considero que este es el mejor momento para haceros llegar mis deseos.

Consciente de que todos los años traéis la alegría y la felicidad a cientos de miles de hogares, os suplico, que haciendo honor a vuestro nombre, frotéis vuestra lámpara mágica para que en todos los colegios de primaria e Institutos de nuestra querida Guinea Ecuatorial, se implante la lectura obligatoria de textos literarios de autores nacionales y extranjeros. Que se hagan talleres artísticos, que se organicen visitas a las exposiciones de pinturas, esculturas, etcétera, organizados por los diferentes centros culturales y por los propios centros educativos.

Sus Majestades los Reyes magos, lamentándose, una vez escuché a mi abuelo decir: “¡Pobre nietos míos! ¿Si apenas sabéis leer, cómo vais a entender lo que balbuceáis cuando vuestros ojos recorren las líneas de un texto?

En vuestros Centros educativos, debieran crearse programas y talleres que os incitaran a la lectura y comprensión de textos. Pues, una sociedad que no lee está abocada al fracaso”. No entendía nada de sus palabras, por lo que, le supliqué que utilizase para mí el lenguaje de los tontos, entonces me dijo: –“Una sociedad que censura la extensión del Quijote pero pasa por alto la fecha de caducidad de una tira de cerveza, más pronto o más tarde, se le apagarán las luces y vivirá por siempre en la oscuridad”. –Y concluyó– ­­“¡Dios nos pille confesados!” Por eso os pido, queridos Reyes magos, que utilicéis la magia de vuestra lámpara para que Dios, no sólo nos pille confesados, sino que también, nos pille vestidos.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top