Nº 5 < JUNIO, 2016 > EDITORIAL

A PROPÓSITO DEL DÍA INTERNACIONAL DE ÁFRICA

Con RECORTADA 2motivo del día internacional de África, varias organizaciones africanas y africanistas, organizaron diferentes eventos orientados a la visualización de la actividad artístico – cultural y/o literario del colectivo africano en suelo español.

Entre las tantas y diversas actividades realizadas, merece una mención especial para mí, la mesa redonda organizada el pasado veinticinco de junio del presente año dieciséis, en el Café Madrid, por Doña Teresa Pereira en colaboración con la Asociación Cultural KÔTÎ. A la cabeza Juan Antonio Beningo. Asociación Cultural para la defensa de los intereses del Pueblo Ndowé. Mesa Redonda dedicada a publicaciones recientes (2012-2016) relacionadas con Guinea Ecuatorial, en torno al tema  migraciones hispano-africanas. Literatura  y estudios de historia y antropología.

Ese enfoque, además de ser una plataforma de aprendizaje para los africanistas, es una puerta, todavía semiabierta, que ayuda a mejorar la visión negativa y conflictiva que se tiene a cerca de este continente y sus habitantes. Sin duda alguna, Actividades de esta naturaleza, favorecen el conocimiento de ese otro lado de los países africanos del que nunca se habla en los medios de comunicación.

En dicha mesa redonda dedicada a publicaciones recientes, entre el 2012 y el 2016, relacionadas con Guinea Ecuatorial, pude reafirmarme en algo que ya sabía pero que no deja de ser sorprendente; se trata de la cantidad de escritores jóvenes y veteranos, sobre todo jóvenes ecuatoguineanos que hay y que han publicado, almenos un libro, y que permanecen en el anonimato tanto en España como en Guinea Ecuatorial, nuestro país.

Hablando de las causas del anonimato podría ser esta la ocasión perfecta para criticar la labor fuertemente egoísta de los editores de dichos autores, que sólo piensan en su beneficio y nada en el autor que les proporciona las historias con las que luego se lucran, pero, para nada, quiero echar balones fuera.

Pienso que lograríamos hacernos más visibles, si tanto los gobiernos africanos y, en la parte que nos toca, el gobierno ecuatoguineano, las muchas asociaciones culturales y socio culturales de ecuatoguineanos en España así como los propios creadores, procuraran los mecanismos que pudieren favorecer dicha visibilización.

Confiarlo todo a las editoriales, productoras y a las asociaciones africanistas, sin desmerecer el trabajo divulgativo de ésta últimas, no solamente nunca perderemos la invisibilidad, también, perderemos gran parte de nuestro patrimonio cultural que hoy se está divulgando.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top