Desde España, colaboración conjunta.


 
Plegaria de luz que agiganta las sombras. Difuminadas siluetas revelan sobrios indicios de humanidad. Declina la tarde: ámbar al trasluz. La herida del cielo perfila en el aire el tenue tendido de luminarias ciegas. Festiva nostalgia de lo que fuimos y ese asomo desprendido que nos arrastra a la vertical del tiempo. La marchita rosa señala, entre las ajadas páginas del libro, el poema que musitamos en esa travesía y retorno a lo esencial, “A qué página vuelvo / que no me inunde de luz/ (…) Qué lluvia que a su paso / no deje el recuerdo de tierra / mojada en los arriates / del corazón”
 

 
Texto. Pedro Luis Ibáñez Lérida.

Fotografía. Paco Basallote Marín.

Poema. Francisco Basallote.

Música. Federico Mompou

print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *