Desde Latinoamérica, ‘Retorna Itaca mía’, de José Luis Flores.

Volvimos de aquel lugar
peligroso,
heridos,
arañados,
pero aún hermosos
 
volvimos por costumbre
y por hambre,
volvimos para sentir
olores y colores
 
En aquel lugar, que no
nombramos,
dejamos brazos,
uñas y piel
dejamos hermanos
ensangrentados
que
lloraban por tragedias
nuevas
y
soles viejos
 
Volvimos porque nunca
nos fuimos,
no de verdad
no como debe
uno irse de un lugar
no conocimos el
exilio,
solamente la ausencia,
que lo mismo no es
 
Volvimos por volver
Nos fuimos para llegar
brutos y sonrojados
tímidos, tontos y malos
 
Amor
no muevas la cuna
o nos despertaremos
otra vez
en medio del cielo
y
los ángeles no
soportarían nuestra memoria.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top