Colaboración pictórica del artista francés Francis Denis

imagesFrancis Denis es coautor de la crítica poética Lieux-d’Être, sobre el poeta Régis LOUCHAËRT y trabajó en la concepción y organización del festival de arte sacro contemporáneo « Les Regardeurs de Lumière», en la catedral de Saint-Omer, realizado desde 2008 a 2013.

Ha escrito dos libros de cuentos: « Les saisons de Mauve ou le chant des cactus » y « Le château des dieux », de la editorial francesa Delatour.

Sus textos e ilustraciones se encuentran publicados en revistas impresas y digitales a lo largo de todo el mundo (Le Chasseur Abstrait, Népenthès, Aéra zinc, Blue Fifth Review, Ellipsis, Les Trompettes Marines, Le Capital des Mots, Squeeze, Voxpoesi, The Ilanot Review, Taj Mahal Review, Monolito, La Ira de Morféo, The Milo Review, L’Ampoule aux éditions de l’Abat-Jour, Under the Gum Tree, Kritiks, Artyhum, Arte.es, etc.).

Ha realizado exposiciones en Francia y en el extranjero.

 
Enlaces externos:
Espacio personal del artista: http://www.francis-denis.com/
Colaboración en Revista La Ira: http://coleccioneslaira.cl/index/?p=6660

 

Obras del artista

 

jeune-homme à la fleur 2014 - 50x100 cm ~ Peinture, Huile
jeune-homme à la fleur 2014 – 50×100 cm ~ Peinture, Huile

 

Le roi des rois 2009 - 70x90 cm ~ Peinture
Le roi des rois 2009 – 70×90 cm ~ Peinture

 

La reine des reines 2009 - 70x90 cm ~ Peinture
La reine des reines 2009 – 70×90 cm ~ Peinture

 

Fou au crâne 2014 - 65x100 cm ~ Peinture, Huile
Fou au crâne 2014 – 65×100 cm ~ Peinture, Huile

 

L'appel du large 2009 - 50x50 cm ~ Peinture
L’appel du large 2009 – 50×50 cm ~ Peinture

 

Homme à la baignoire 2014 2014 - 130x150 cm ~ Peinture, Huile
Homme à la baignoire 2014 2014 – 130×150 cm ~ Peinture, Huile

 

Reflexión del artista sobre el acto de pintar

 

Para mí, la pintura debe ser, por encima de todo, una aventura. No puede encerrarse en una camisa de fuerza, en imágenes de uso comercial, en signos vacíos de neón. Es esencial que el artista desarrolle su propio estilo (aunque preferiría hablar de carácter, de una forma de ser) para viajar por el arte y buscar sensaciones nuevas, encontrar nuevos caminos de expresión y temas aunque, a veces, surja la duda y la tentación de hacer las maletas y dejarlo todo. Debemos mantener la humildad y soñar siempre que se pueda (el artista también es un hombre práctico) sobre lo que verá a través de los ojos de los demás: si su trabajo conecta, hace vibrar o llorar. La pintura debe ser un lugar de múltiples bellezas, que despierte el ojo y el espíritu, e incluso el sitio que nos deja hambrientos, con un sabor de amargura por no haber alcanzado el logro.

Siempre me pregunté: ¿Yo pinto, para quién? ¿Yo pinto para qué?

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *