JUAN TOMÁS ÁVILA LAUREL. (Escritor y bloguero)

»La literatura guineana está definiéndose, porque ni las obras son las que deberían ser ni se ha configurado el plantel de escritores que la definen. Es una literatura sujeta profundamente a los avatares sociales del país.

juan1-206x300[1]Juan Tomás ÁVILA LAUREL, nacido en Malabo el 6 de noviembre de 1966 Enfermero Diplomado en la Escuela Nacional de Sanidad de Bata (1992-1995) Es uno de los intelectuales guineanos de mayor proyección internacional. Ha ejercido como redactor jefe de la Revista de Cultura y Literatura El Patio (Guinea Ecuatorial) entre los años 1999 y 2003. Ha sido, desde 1999 hasta la fecha, conferenciante en instituciones nacionales e internacionales, entre los que se cita la Universidad de Murcia (España), Universidad de Missouri-Columbia (USA), Universidad de Hofstra (USA), Universidad de Rutgers (USA), Bates College (USA), Westminster College (USA), Drew University (USA), Kingsboro Community College (USA), Farleigh Dickinson University (USA), Universidad de Seúl (Corea), Universidad de Zurich (Suiza). Howard University (USA)

Ha publicado en todos los géneros literarios y recibido, por algunos de sus libros, varios premios en certámenes nacionales e internacionales, Primer Premio de Teatro con la obra Los hombres domésticos en el “Certamen literario 12 de octubre”, organizado en 1986 por el entonces Centro Cultural Hispano-Guineano de Malabo, Primer Premio de Poesía con Voces del alma en el “Certamen 12 de octubre” de 1990, Tercer Premio de Narrativa con El desmayo de Judas en el “XXXV Certamen Internacional Odón Betanzos Palacios”, que organiza el Círculo de Poetas y Escritores Iberoamericanos de Nueva York, en el año 1999, Mención honorífica en poesía con Historia íntima de la humanidad en la misma edición del “XXXV Certamen Internacional Odón Betanzos Palacios”, también en 1999 y ha sido nombrado Joseph Astman Distinguished

Juan Tomás ÁVILA LAUREL, nacido en Malabo el 6 de noviembre de 1966 Enfermero Diplomado en la Escuela Nacional de Sanidad de Bata (1992-1995) Es uno de los intelectuales guineanos de mayor proyección internacional. Ha ejercido como redactor jefe de la Revista de Cultura y Literatura El Patio (Guinea Ecuatorial) entre los años 1999 y 2003. Ha sido, desde 1999 hasta la fecha, conferenciante en instituciones nacionales e internacionales, entre los que se cita la Universidad de Murcia (España), Universidad de Missouri-Columbia (USA), Universidad de Hofstra (USA), Universidad de Rutgers (USA), Bates College (USA), Westminster College (USA), Drew University (USA), Kingsboro Community College (USA), Farleigh Dickinson University (USA), Universidad de Seúl (Corea), Universidad de Zurich (Suiza). Howard University (USA)

Ha publicado en todos los géneros literarios y recibido, por algunos de sus libros, varios premios en certámenes

Letras transversales: obras escogidas
Letras transversales: obras escogidas

nacionales e internacionales, Primer Premio de Teatro con la obra Los hombres domésticos en el “Certamen literario 12 de octubre”, organizado en 1986 por el entonces Centro Cultural Hispano-Guineano de Malabo, Primer Premio de Faculty Lecturer (Universidad de Hofstra, Nueva York, 2003). Es autor del blog Malabo, de la revista electrónica Fronterad, en el que ha publicado cerca de un centenar de artículos sobre la realidad socio-política de su país. Ha hecho colaboraciones con los periódicos La Vanguardia, The Guardian y la revista Debats

Obras destacadas: Arde el monte de noche, Calambur, (Madrid), 2008, Avión de ricos, ladrón de cerdos (Barcelona: El cobre, Colección la diversidad, 2008), Cuentos crudos. (Madrid: AECI/Centro Cultural Español de Bata, Centro Cultural Español de Malabo, 2007), Guinea Ecuatorial. Vísceras (Con ensayo introductorio de Benita Sampedro Vizcaya. Valencia: Fundación Alfons el Magnánim, Colección Novatores, 2006), Cómo convertir este país en un paraíso. Otras reflexiones sobre Guinea Ecuatorial (Malabo: Ediciones Pángola, 2005), El fracaso de las sombras (Malabo: Ediciones Pángola, 2004), El desmayo de Judas (Malabo: Ediciones Centro Cultural Hispano-Guineano, 2001), El derecho de pernada. Cómo se vive el feudalismo en el siglo XXI. (Malabo: Ediciones Pángola, 2000), Áwala cu sangui (Malabo: Ediciones Pángola, 2000), La carga (Valencia: Editorial Palmart, 1999), Historia íntima de la humanidad (Malabo: Ediciones Pángola, 1999), poesía Los hombres domésticos (Revista África 2000, Año IX, Época II, No. 21: 1994) y Poemas (Malabo: Ediciones del Centro Cultural Hispano-Guineano, 1994).

Arde el monte de noche fue traducida al inglés en 2014 por la editorial independiente And Other Stories, como By night the mountain burns, que fue incluida en la lista de los mejores libros de aquel año confeccionada por el periódico Financial Times. En marzo de este año, By night the montains burns fue seleccionada entre los 15 libros aspirantes al premio independiente de traducción en Reino Unido.

¿Nos acompaña en la charla con él?

CHARLANDO CON JUAN TOMÁS ÁVILA LAUREL

10402632_4210136269126_1114739747238575275_n[1]Señor Ávila Laurel, ¿Cómo se definiría?

» Qué es esto de definir a un hombre así por así, sin contextualizar. Soy un hombre.

 En su momento, trabajó en el Centro Cultural Hispano Guineano como redactor de la revista El Patio y fue jurado, varias veces, del Certamen Literario organizado por este Centro. A nivel general, ¿qué puede decir sobre la literatura ecuatoguineana?

 »La literatura guineana está definiéndose, porque ni las obras son las que deberían ser ni se ha configurado el plantel de escritores que la definen. Es una literatura sujeta profundamente a los avatares sociales del país.

¿Cree que el escritor ecuatoguineano, y en Guinea Ecuatorial, algún día podrá vivir de la escritura, en cualquiera de las maneras posibles?

»Primero hay que definir el concepto de vivir de la escritura. Y es que cualquier trabajador que cobre 150 mil en Guinea, vive, pero no solamente de este sueldo, o bien sobrevive. Otro tanto podría pasar con cualquier escritor. Supongo que se hace esta pregunta queriendo decir “vivir bien”. La estructura social del país hace que sea muy difícil que alguien dependa de las ganancias de vender libros, si de esto se trata cuando se dice vivir de la literatura.

¿Desde su punto de vista, sobre qué cree que deberían trabajar los escritores ecuatoguineanos para mejorar su situación profesional en Guinea Ecuatorial?

»El escritor es un profesional que depende, para el desarrollo óptimo de su actividad, de la dinámica social de su entorno, de la suerte que corren sus vecinos. Los escritores, aun uniéndose, no pueden cambiar esta dinámica, al menos a corto plazo. Es exactamente igual a un vendedor de de colchones cuyos futuros clientes duermen sobre esteras, y a las mismas están acostumbrados.

 ¿Cómo trata la sociedad ecuatoguineana, en general, a sus escritores?

 »La sociedad guineana en general no tiene la necesidad de la existencia de escritores. Los individuos que han trabado conocimiento con algún escritor cuya obra es conocida, lo tratan bien. Sería el mismo trato que dan a los cantantes, y cuando no están sobre el escenario.

¿Podría hablarnos de la vida de un escritor ecuatoguineano en Guinea Ecuatorial?

»Los escritores guineanos trabajan en otros ámbitos, y su vida no difiere mucho de la de otros ciudadanos, salvo en el hecho de que si escriben, entonces dormirían menos que los demás.

Juan Tomás Ávila Laurel

Guinea es un país de grandes artistas. Nos gusta el arte. Cuando viene un artista de fuera se abarrota el espacio habilitado para su espectáculo. ¿Por qué el artista ecuatoguineano no es capaz de vivir del arte en su país?

»En la introducción de la pregunta está dicho que “nos gusta el arte”. A ver si hay que completarlo diciendo “el arte que viene de fuera”. En todo caso, no siempre los artistas venidos de fuera pueden equipararse al de dentro. Guinea es un país subdesarrollado socialmente, así que este subdesarrollo influye. Además, pocos artistas nacionales, del campo que sea, gozan de la promoción de los artistas extranjeros.

¿Por qué cree que fracasan, o al menos, no relanzan su carrera, los ecuatoguineanos cuando salen fuera y fijan su residencia en otro país?

»Porque son desconocidos en sus nuevos lugares de asentamiento, sitios en que primero se preocupan, si lo hacen, por los artistas locales. La capacidad de llegar a cierto público, en Guinea, puede confundir a los guineanos cuando salen de su país. En todo caso, los guineanos suelen querer triunfar en Europa, un sitio en que no son conocidos y con estructuras muy selectivas, o exigentes. Este hecho exige un mayor esfuerzo y mayor inversión. Por ejemplo, sería difícil que un cantante guineano triunfe en Sevilla si allá no hay ninguna discoteca guineana, o africana. O con posibilidad de acoger a los novatos que no tengan un nombre.

 ¿Es Usted un antisistema?

»Las cosas del mundo de la política van mal. Francamente, el que no está en contra del orden de cosas, es porque forma parte del actual sistema del poder o es un cobarde que hasta ahora no ha sentido la gravedad de la situación.

Desde su experiencia, ¿cómo cree que está visto el escritor ecuatoguineano fuera de nuestras fronteras?

»Dónde es exactamente fuera de las fronteras. Hay alguien que dejó escrito que Small is not always beautiful. Bueno, podemos creer que, como se suele decir, somos la hostia, pero fuera de las fronteras hay muchos escritores y debemos hacer un esfuerzo para darnos a conocer. Guinea, por ejemplo, es uno de los pocos países de todo el mundo en que no se publica un libro en todo el año. Creo que es un milagro que hablen de un solo libro de un guineano en el extranjero.

 ¿Cómo le gustaría que le recordasen las futuras generaciones?

»No tengo especial interés en que se acuerden de mí. No creo que haya hecho algo por el que me recuerden. Es posible que algún libro mío me sobreviva, pero el que lo vaya a leer no necesariamente va a acordarse de mí, no conociéndome.

 ¿Le gustaría decir algo que no le haya preguntado?

 »Soy un amante de la libertad. Haber preguntado lo que querías.

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *