La poesía de Francisco Ballovera Estrada

JUVENTUD GUINEANA
 
Las rosas en su mente asemejan a espinales,
y largo es el camino que le espera.
Pero el dependiente,
inconsciente, no le importa.

Secuestrada y mojada en la densa arena,
como atrapada en la red viciosa
y allá jadea aún en los suplicios;
¿a quién esperas para despertar,
joven y enderezar tu propio caminar?

No se sabe ahora con qué lodo fuiste hecho,
desesperas, hasta en pedazos rompes
a llorar al alma horada. Vacío estas de sueños,
en el alcohol enalteces tu habilidad;
al soplar y romperse las marejadas,
con flaqueza dibujas tu realidad.

Roca eres para el mundo,
joven. No las espumas
ni burbujas del tiempo,
dijo el Filósofo;
tras transitar por esta senda.

Visión perpetua, baúl de esperanzas:
Juventud.
Y cómo en fuego viertes el pudor
que a ti provee el alba mundo.
Son solo poesías que inspiran cambio,
que aclaman valor.

Jamás debe serte imposible
adelantar un paso
ni erróneo retrocederlo,
para desviarte del hoyo.

Son múltiples en tu etapa,
los deseos que te invaden. Pues
a la hora de escoger una ruta,
si no encuentras a un digno veterano,
tu elección es compulsiva y errónea.

No malverses todo tu aliento
hoy ni mañana, son solos para ti
y recuerda, nada más formas parte.
Aquí no tienes nada; no eres dueño,
eres simple cebo.

Joven, desata las cataratas
y llantos de tu juventud;
dale sentido a la vida,
como la magia del nacer de un ser,
como la rabia y poder con el que rompe
a llorar un niño al no hacerle caso,
al no entender sus exigencias.

Rejuvenece a tu sociedad,
a tu entorno con sabor perpetua;
revoluciónela, mocedad
y sal desnudo a la calle, precisa.

No sé si aún ves en los ojos de los padres penurias
ni sé si aún ves llorar a los indefensos
hijos de nuestra sociedad,
son los más vulnerables,
herederos de futuros inciertos.

No pueden ellos ganar nunca su libertad,

por no ser de acervos de poderdantes,
son torturados por la iniquidad,
¡No se les oye, son condenados!

Los caudillos violentan y torpedean la ley,
y a sus bandejas las ponen,
los mismos de toda la vida. Somos la grey.

Tienes un camino largo y lleno de espejismos,…
pero es tan corto como un paso falso a dar.
Joven de seco sol del mundo, de África,
quien aún adora, tolera y vivifica.
No te arrojen a obtener objetos físicos,
dejando atrás tu ávido sueño a edificar.

Esta administración desangra,
carcome almas y las desgaja
de lo sensible. Grita tú,
poesía sincera y cruda. Grita tú,
juventud, aún más fuerte todavía,
ahora que no llueve en este vergel,
ahora que atentan contra tu futuro…
ahora que no funciona nada.
 

Francisco Ballovera Estrada.